La llave de los campos RECORTE

Confrontación y chispas de verdad. Boecio, Apel y Habermas – Confrontation and sparks of truth. Boethius, Apel and Habermas

En la anterior entrada reflexionaba sobre Boecio y cómo su obra, Consuelo de la filosofía (uno de mis libros favoritos en momentos de crisis) puede ser una excelente lectura para las personalidades de tipo 7 (entusiastas) en el eneagrama.

Es posible que seas una de esas personas a las que le aterran las discusiones. Tiendes a evitar la confrontación. Así que si oyes a alguien que no está de acuerdo contigo, bien le das la razón, bien callas (que es lo mismo). Crees que así respetas la opinión del otro, puesto que tú no estás de acuerdo, no entras a decirle lo contrario.

¿Verdaderamente es esta la única actitud respetuosa?

Muchos dirían que sí, que en gran medida se trata de la tan de moda “escucha activa” (sobre la que yo tengo mis propias dudas). Aquí la interactuación humana se trata de que cada uno suelte su rollo al otro mientras la otra persona no dice ni mu… Como diría alguna amiga: “no, si yo te cuento esto por desahogarme”.

Esta forma de entender la comunicación con los demás no tiene nada de malo. Cada persona tiene sus preferencias.

Lo malo empieza cuando no se entiende que otros temperamentos necesitan otro tipo de conversación. Yo, por ejemplo, suelo hablar porque me interesa conocer el punto de vista de la otra persona. No meramente para desahogarme. Si solo hablo y hablo, lo único que consigo es profundizar mi malestar.

A ese tipo de conversación que yo prefiero la llamo de “escucha-habla receptiva”, en el sentido de que a mí me gusta que mientras hablo de lo que sea la otra persona me vaya apostillando, intercalando algún comentario de su cosecha… No que me escuche en completo silencio como si estuviéramos en el congreso de los diputados. Y también agradezco mucho que me dé su punto de vista (y alguna sugerencia, si se le ocurre) mientras hablo.

El hecho de que me corte, pero no para cambiarme de tema sino para añadir alguna idea sobre lo que estoy hablando, es para mí una muestra de que está verdaderamente interesada en lo que estamos hablando. Y que no está siendo un mero busto “escuchante-activamente” a la espera de que le llegue su turno para soltarme su monólogo en el que yo tampoco tendré nada que decir.

La confrontación nos acerca a la verdad

Extracto libro de Boecio: Consuelo de la filosofia. Chispas de verdad

Solo de la confrontación surge el consenso: ética dialógica de Apel y Habermas

Solo mediante un lenguaje abierto y sincero podemos conocer realmente al otro. Si nos pasamos la vida emitiendo opiniones para agradar a los demás, privaremos al resto de conocernos sinceramente.

Aquí me viene a la cabeza un cuento que no sé dónde escuché por primera vez y que recuerdo bastante mal. Esencialmente hablaba acerca de un matrimonio en el que toda la vida la mujer dejaba la miga del pan a su marido. Y se sentía feliz por eso. Finalmente, en sus últimos años de vida, un día el marido le preguntó si no le gustaba la miga a ella también. Ella contestó: “sí, en realidad me gusta más que la corteza, por eso prefiero dártela a ti”. ¡Y resulta que al marido lo que de verdad le apetecía era la corteza! Toda la vida privándose de esta parte del pan porque pensaba que era la favorita de su esposa…

Así que si se hubieran dicho la verdad antes, hubieran estado igual de bien (o mejor) con menos sacrificio.

Mi punto de vista acerca de nuestro modo de percibir la vida es absolutamente relativista en el sentido de que cada cual parte de unas circunstancias tan diferentes que es imposible que veamos exactamente igual el mundo. Partiendo de esta idea, de que somos realmente muy diferentes entre nosotros, también es posible pensar que tengamos la voluntad de entendernos lo máximo posible. De llegar a acuerdos.

Se trata de la teoría de la acción comunicativa de Karl Otto Apel y Jürgen Habermas. Si estás interesado en estas cuestiones te recomiendo Teoría de la acción comunicativa, uno de los más importantes libros de filosofía del siglo XX.

Adela Cortina es una de las filósofas contemporáneas seguidoras de esta línea de pensamiento que pone a la Filosofía al servicio de la resolución de problema concretos, de la Filosofía Práctica. Aquí puedes verla en uno de mis vídeos favoritos: ¿qué es y para qué sirve la ética? Nadie como ella para explicarlo.

¿Eres de las personas que temen la confrontación? ¿Conocías ya a Adela Cortina?

Un comentario sobre “Confrontación y chispas de verdad. Boecio, Apel y Habermas – Confrontation and sparks of truth. Boethius, Apel and Habermas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s