mar mediterráneo-vista-tabarca-lejos-y-palmera

No infravalores a tu intuición. Tu creatividad te da libertad – Don’t underestimate your intuition. Your creativity gives you freedom

Andaba algo perdida, con muchas dudas acerca de mi vida. Eso incluye siempre, en mi caso, una buena dosis de insomnio. No podía dormir. Y no podía. Y no podía… ¿Qué me pasaba? Está claro que mi insomnio siempre ha tenido históricamente un componente fisiológico importante. La enfermedad empeoró mis noches. En otra entrada te contaré sobre mi insomnio resuelto a medias.

El caso es que mi cabeza daba vueltas y vueltas alrededor de determinadas cuestiones. ¿Qué hacer con esto? ¿Qué hacer con aquello? Te sonará…

Buscaba más y más información sobre los temas que me preocupaban. Pero no conseguía solucionar la mayoría de ellos.

Se cruzó entonces en mi camino la recomendación de una persona de confianza: “tienes que leer El camino del artista“.

Él se había dado cuenta al escucharme de lo que me estaba pasando antes que yo: parálisis por análisis. Mi cabeza echaba humo, casi literalmente. Creo que quien me viera por aquel entonces podía llegar a verlo salir de mis orejas. Pero yo era incapaz de darme cuenta. Estaba repitiendo errores muy parecidos a los de antes.

Hablaré muchas otras veces sobre este libro. No hay semana que no lo comente con alguien. Conforme lo iba leyendo, empecé a ver mi vida desde una perspectiva muy diferente. Y me sentí mucho más ligera y satisfecha con lo que había hecho hasta ahora. Además, volví a sentirme capaz de hacer muchas más cosas en adelante. Pasara lo que pasara…

MÁS CORAZÓN Y MENOS CABEZA. CREATIVIDAD COMO PARTE DE LA SOLUCIÓN

En realidad lo que me hacía falta es vaciar la cabeza más que llenarla. Tenía demasiado ruido interno. Estaba aturdida.

He aprendido esto más tarde de lo que me gustaría. Por eso te lo cuento. Porque me gustaría que quien lea esto se pueda dar cuenta antes que yo. Siempre me gustó el mito de Prometeo. Cada vez veo más su sentido… pero me gusta menos.

Todos tenemos barreras autoimpuestas al pensamiento creativo. Censuras internas que lo frenan, y, con ello, disminuyen nuestro potencial. Sin embargo, podemos trabajar conscientemente para quitarnos de encima todas esas capas de cebolla que nos ocultan y opacan, y que nos impiden sacar esta facultad tan buena para nosotros.

Desde mi primer alta hospitalaria, me prometí a mí misma que haría todo lo que estuviera en mi mano para remediar todo aquello de lo que me había arrepentido de no haber vivido. Escribí una lista de actividades/sueños que IBA a hacer. Muchos ya los he conseguido; otros, estoy en camino. Aquí los compartiré contigo. Los sueños no son cosas grandes (aunque algunos sí pueden serlo). Son también cuestiones tan pequeñas como pequeños hábitos cotidianos más placenteros: darme el lujo de beberse una taza de chocolate cada tarde, de apuntarse a clases de danza, ver el mar más a menudo…

Cuando desbloqueas tu creatividad
te sientes
más LIBRE,

ligero.

Empiezas a verlo todo más claro…

Mar mediterráneo, pequeña isla al fondo,hoja de palmera primer término

Habrás visto que en el anterior párrafo he escrito IBA con mayúsculas. No es una errata. Lo he querido resaltar para que te des cuenta de que mi mentalidad no era que “quería” hacer estas cosas, sino que “iba” a hacerlas. Internamente estaba convencida de que lo podía hacer.

No todo se consigue a base de quererlo. Pero hay que querer de verdad algo para que ocurra.

¿Cuáles son tus sueños? ¿Qué te gustaría poder hacer pero aun ni te lo planteas en serio?

No los pospongas más. La vida pasa para todos. Reflexiona sobre todas aquellas actividades que te hacen sentir animado, pase lo que pase. Y ponte a hacerlas, lo antes posible.

Detrás de estas témperas estaba yo hace 8 años.

Las artes me acompañaron y ayudaron a manejar mi dolor y mi miedo.

Me impulsaron a mantener la ilusión.

SOBREVALORACIÓN DEL PENSAMIENTO RACIONAL FRENTE AL INTUITIVO

Estas limitaciones que nosotros mismos nos ponemos se ven favorecidas en nuestra cultura occidental. Se ha considerado como verdad absoluta que el único pensamiento válido para analizar la realidad y tomar decisiones es el pensamiento racional, lógico y convergente. Se ha sobrevalorado este pensamiento que en principio procede del lado izquierdo del cerebro (aunque hace ya tiempo que sabemos que los dos hemisferios están actuando en todo momento, comunicados entre sí por el “cuerpo calloso”, un conjunto de fibras nerviosas).

Debido a este prejuicio social, muchas personas con una mayor tendencia a manejarse con la intuición, han aprendido, para encajar, a disfrazar su personalidad bajo máscaras de racionalidad. En este sentido muchas veces se afirma que las mujeres son más intuitivas que los hombres. A mí me parece que esta diferencia sustancial no existe. Lo que ocurre es que algunos hombres, por la presión social para que no parezcan “muy emocionales”, tienden a disfrazar aun más ese componente “no racional” cuando lo tienen muy desarrollado. A no ser que se hayan criado en alguna familia con tradición artística o empresarial, o bien hayan trabajado conscientemente en su desbloqueo.

Afortunadamente, desde hace ya algún tiempo, bastantes autores están también defendiendo técnicas y estrategias procedentes de la “cultura oriental”, que se basan más en el pensamiento creativo o lateral: intuitivo y divergente.

Por supuesto que la racionalidad nos hace falta. Es indispensable que seamos capaces de analizar los problemas y ponerlos a tierra para poder solucionarlos y avanzar. Pero, sobre todo en situaciones muy complejas, esta parte lógica no es suficiente. Y puede llegar a volverse en nuestra contra. No todo es tan “de lógica” como quisiéramos… Ni se puede resolver exclusivamente acudiendo a ella.

Es conveniente utilizar todo el potencial de nuestra inteligencia, la racional y la intuitiva.

CREATIVIDAD Y CONOCIMIENTO (Y SUS ENCONTRONAZOS)

Aunque todo el rato parece que estoy contraponiendo creatividad y conocimiento, en realidad, no están reñidos. Todo lo contrario. Por muy grande que sea la imaginación de una persona, esta no alcanzará más allá del mundo que conozca o sea capaz de soñar. Por eso, en una persona dada con un tipo de creatividad predominante, cuanto mayores sean sus conocimientos, mayor campo tendrá para que su imaginación se expanda.

Pero esta sinergia puede ser un arma de doble filo. Sobre todo en lo que respecta a trasladar esa imaginación al mundo real (de eso trata la creatividad: de encarnar en algo tangible para los demás algo que llevamos por dentro).

¿Por qué?

A mayores conocimientos, también hay una mayor posibilidad de que aparezca el dichoso Síndrome del Impostor. Te habrás dado cuenta de que cuanto más sabes sobre un tema más inseguro te sientes sobre eso y sientes mayor necesidad de seguir formándote. Y esto pasa precisamente porque te abres cada vez a esferas de conocimiento con mayor diámetro. Te das cuenta de que aunque te pasaras toda la vida estudiando SOLO acerca de esa cuestión concreta, tampoco llegarías a conocer “lo suficiente”.

A la vez, no hay mayor osadía que la que procede de la ignorancia. Sobre otros temas que apenas hemos leído unas páginas, nos puede dar la impresión de que sabemos más de lo que en realidad dominamos. Sobre esa cuestión, el Efecto Dunning-Kruger y su relación con el Síndrome del impostor, ya escribí en esta entrada: Cuando te autolimitas por la edad. Así que no me enrollo más con este tema 😉

Yo finalmente conseguí un equilibrio entre mi necesidad de formarme y la puesta en marcha de los proyectos, sin que se me acabara de pasar la vida entera. Ahora, que he tenido mis encontronazos razón/intuición. Me ha costado lo suyo domesticar los miedos…

¿Y tú, en qué punto te encuentras ahora? ¿Aprovechas tu creatividad en tu vida diaria? ¿En qué situaciones? ¿O estás en un momento de bloqueo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s